sábado, 7 de marzo de 2009

Mi salud ya no me pertenece

Mi salud ya no me pertenece, es de mi médico de cabecera o de mi especialista.

La medicina da respuestas para todo y soluciones para casi todo. Hay una pastillita para cada problema.

El dolor siempre es malo.

Yo no tengo que hacer nada para conservar mi estado de salud en las mejores condiciones posibles.

Una Resonancia Magnética Nuclear lo diagnostica todo.

Ante cualquier problema, acuda a su médico.

Estas y otras muchas afirmaciones similares están medicalizando nuestra sociedad. Muchos problemas puramente sociales se están convirtiendo en patologías médicas. Del uso y la necesidad de la Medicina Pública se ha pasado al abuso de la misma. La tristeza ha muerto, viva la depresión. El violador no es un cabrón sino un enfermo. La drogadicción ha pasado de ser un problema puramente social a ser una patología más. Si estoy gordo es por culpa del endocrino que no me pone la dieta adecuada. Asesinas a alguien y no es un acto criminal, que va, has tenido un simple transtorno mental transitorio. Si tienes muchos miedos padeces de ansiedad.

Tranquilos, que la medicina lo soluciona todo. Tenemos ansiolíticos para los miedos, antidepresivos si se le muere un hijo, terapias cognitivas para que el asesino ya no tenga más transtornos transitorios, antiarrítmicos para el cocainómano y antiinflamatorios si le duele el cuello con 80 años. Tenemos todo tipo de pastillitas, capsulitas, supositorios, inyecciones y operaciones para que le sea comodísimo estar sano sin que usted tenga que hacer nada.

¿Adelgazar pasando hambre y haciendo ejercicio?....¡¡¡¡habráse visto¡¡¡¡, ¿para eso pago la seguridad social?: usted déme una pastillita o una dieta milagro y hágame perder 20 kilos. Que tengo gripe, de eso nada, no me puedo meter en cama: muchas pastillas para que la gripe no la sienta.

¿Que tengo que ponerme un preservativo para no contraer una enfermedad venérea?: oiga usted, que yo pago mis impuestos para follar como quiera. Si la pillo, es que me he puesto malo. Usted me pone el antibiótico y me cura.

Causas
1. No hemos vuelto intolerantes al dolor y al sufrimiento. Precisamente esa falta de tolerancia a algo que es inherente a la propia vida, nos hace padecer más dolor y nos hace sufrir más. Esto no significa que debamos ser unos sufridores. El sufrimiento y el dolor inútiles hay que combatirlos, pero hasta cierto límite y no haciendo de la falta de molestias el eje de nuestra vida. Demasiadas veces, una pequeña molestia acarrea menos problemas que el tratamiento que la hace desaparecer o mitigar.
2. No nos responsabilizamos de nuestra salud. En vez de ello, cargamos con nuestras enfermedades a la Medicina. Pero resulta que los tratamientos siempre conllevan riesgos y no siempre se obtienen resultados óptimos. El mejor tratamiento que existe para una enfermedad es no tenerla. Parece obvio pero, visto lo visto, esta obviedad hay que recordarla. Todos los problemas que conlleva la obesidad se evitarían si nos responsabilizáramos de hacer una dieta correcta. Muchos de los dolores que acarrean una buena parte de las enfermedades reumáticas no existirían, si hacemos del ejercicio físico habitual nuestra forma de vida. El único tratamiento realmente eficaz y sin ningún efecto adverso para el cáncer de pulmón es.....no fumar, o sea, no llegar a padecerlo. Y así podríamos seguir hasta el infinito.
3. Cuando para conservar la salud te bombardean desde todos los medios de comunicación con las 1000 medidas que hay que tomar.....al final no tomas ninguna, sencillamente porque el día sólo tiene 24 horas y no darían para hacer todo lo que hay que hacer para estar sano. Pero es mucho más simple que todo esto. Dejémonos de los miles de consejos, todos ellos bien intencionados, y tomemos sólo tres: coma bien (que no mucho), haga ejercicio y evite los tóxicos (tabaco, alcohol en exceso y drogas). Siguiendo sólo estos tres consejos habremos evitado o paliado el 80 % de las enfermedades.
4. Los médicos tenemos buena parte de culpa de la medicalización. Al fin y al cabo, nosotros somos los principales beneficiarios de que la gente acuda a nuestras consultas. No nos conformamos con las enfermedades de verdad sino que incluso nos inventamos situaciones para “enganchar” a nuevos clientes con “enfermedades” que son poco menos que imaginarias o bien procedemos a etiquetar como enfermedad lo que no es más que un problema social.
5. Las empresas farmacéuticas son las más poderosas y con más beneficios del mundo. Hasta ahí estaría bien si esos beneficios se obtuvieran a través de una lucha efectiva contra la enfermedad, mediante la investigación. Y esto sucede en algunas compañías pero, demasiado a menudo, se dedican a inventar nuevas enfermedades o simplemente a hacer “nuevos medicamentos” que no son más que copias de anteriores en los que ha caducado la patente pero mucho más caros.

Enfermedades inventadas
Algunos ejemplos de enfermedades inventadas, con su correspondiente tratamiento, son las siguientes
1. El duelo. Ya no es algo normal en la vida. Es una patología que hay que tratar con “magníficos medicamentos” que llenan las arcas de las farmacéuticas. La tristeza ha muerto: viva la depresión.
2. La menopausia ya no es un estado natural de la mujer. Es una patología que hay que combatir.
3. El colesterol: nos lo venden como enfermedad, pero sólo es un factor de riesgo. Además, los límites para considerar unos valores normales de colesterol se van bajando, con lo que cada vez más personas “padecen” de esta “terrible enfermedad” y, por consiguiente, cada vez más clientes necesitan de los servicios de la industria farmacéutica. Hoy en día es patológico tener más de 200, (si se pusiera la normalidad en 260 se quedarían con muchos menos clientes) cuando los riesgos reales dependen de otras circunstancias más importantes como el sedentarismo, obesidad, diabetes, tabaquismo, alimentación, etc.
4. La osteoporosis tampoco es una enfermedad sino un factor de riesgo. Todos los estudios realizados indican que existe osteoporosis,y con ello riesgo de tener en el futuro fracturas de cadera, con un valor de -2.5 en cadera. Pero esta cifra en cadera la tienen pocas personas. ¿Solución?: se mide también en columna lumbar, en donde es muy fácil alcanzar esta cifra mágica de -2.5, y ya tenemos millones de nuevos pacientes. En realidad, el riesgo en columna lumbar es ínfimo, y no es necesario ningún tipo de tratamiento medicamentoso. Es suficiente con un poco de ejercicio y una alimentación adecuada.
5. La timidez. ¿Pero no se han enterado?. ¡¡¡No existen los tímidos¡¡¡. En realidad son enfermos de “Fobia social”. Se encontraron algunos fármacos que desinhibían a los que lo tomaban, pero no había público para aplicarlos. ¿Qué hacemos?. La timidez no es un carácter o una consecuencia de unas vivencias sino una enfermedad gravísima que es necesario tratar…..con fármacos.
6. Hipertensión arterial. De nuevo nos encontramos con un factor de riesgo convertido en enfermedad. Si en vez de poner 16 como peligroso situamos el umbral en 14, el número de clientes que usarán pastillas se multiplicará por 100.
7. Niños hiperactivos. El verdadero trastorno por déficit de atención es una enfermedad rarísima que tiene un tratamiento bastante eficaz. Pero son tan pocos los niños con este trastorno, que hay que sumar muchos más “enfermos” a este perturbación. Niños aburridos, maltratados, superdotados, empotrados delante de la televisión durante horas, traviesos, con escaso afecto, son magníficos ejemplares para colocarles el diagnóstico y, con ello, la pastillita. Los padres se ponen contentísimos porque ya no son responsables, la farmacéutica también se alegra, porque tienen un nuevo cliente.
8. Disfunción eréctil. Volvemos al tema de una patología rara, que dispone de un tratamiento eficaz, pero al tener escasa clientela se magnifica el problema. Con 80 años se tiene que seguir en la brecha como si se tuvieran 20. Si estás agotado, con stress, preocupaciones, problemas y no tienes ganas de hacerlo todos los días y a todas horas……no es algo normal ni natural, no, padeces de disfunción eréctil y hay que tratarla con pastillitas. Hay causas orgánicas, como en algunos pacientes con diabetes, pero la mayoría son psicológicas y, desde este prisma, hay que contemplarlas.
9. Disfunción sexual femenina. Ya se disponen de magníficos parches de andrógenos para el tratamiento de esta “enfermedad” tan extendida en las mujeres. Caballeros, ya no se tienen que esforzar tanto. Señoras, ya no tienen que tener tantas jaquecas. La curación está….en un parche.
10. Andropausia. El envejecimiento no es natural ¿quién le ha dicho semejante sandez?. Hay que combatirlo con todas las armas a nuestro alcance.
11. Anorexia y trastornos de alimentación. De nuevo un problema real, que es rarísimo, y se ha magnificado hasta cotas increíbles tratándolo como una auténtica epidemia, de la que nos salvan los laboratorios con sus pastillas. Las cifras hablan de unas 2000-3000 anorexias verdaderas en España. Pero las asociaciones de pacientes y médicos, convenientemente asesorados por la industria farmacéutica, cifran en 500.000 los casos. Pues no, se tratan en la mayoría de los casos, de conductas adquiridas por problemas psicológicos o educacionales.ç
12. Síndrome postvacacional. Jajajajaja. No requiere de más explicación.

En el libro “Los inventores de enfermedades” nos da la clave sobre las distintas formas de crear enfermedades nuevas. Las resume en cinco:
1.-Los procesos normales de la vida como problemas médicos, ejemplo: la alopecia
2.- Los problemas personales y sociales como problemas médicos, ejemplo: la timidez como fobia social
3.- Los factores de riesgo como enfermedad, ejemplo: la osteoporosis
4.- Los síntomas poco frecuentes como epidemias de extraordinaria propagación, ejemplo: la disfunción eréctil
5.- Los síntomas leves como indicios de enfermedades más graves, ejemplo: síndrome de colon irritable.

A este estado de cosas se ha llegado con la plena complicidad de:
1. Médicos, que en la mayoría de casos, lo hacen pensando que están haciendo lo correcto. Si se le presentan datos sobre la peligrosidad de un nivel de colesterol de 200, pues a recetar se ha dicho. Para evitarlo, es indispensable una formación científica sólida pues, aprendiendo estadística, epidemiología y otras ramas del saber científico, se aprende a distinguir la paja del grano.
2. Todos nosotros: en nuestra sociedad se da cada vez con más frecuencia la gran comodidad que supone convertir situaciones vitales en enfermedades, con la consiguiente dejación de responsabilidades propias en manos de otros, como las farmacéuticas, que están encantadas de asumir esas “cargas”. Como apunta Domingo Orozco: los nuevos tiempos llevan consigo la necesidad de estar siempre en plenitud de facultades, "la sociedad manda el mensaje de que se debe aspirar a un estado de completo bienestar, algo que es utópico". Incluso la OMS ya no define a la salud como la ausencia de enfermedad, sino como una situación de bienestar físico, social y mental "por lo que, según esta interpretación, es muy difícil que una persona esté sana".
3. Farmacéuticas, que están encantadas de la dejación de la responsabilidad que cada uno tiene consigo mismo para mantener un buen estado de salud.

Pues la medicina además de curar a personas enfermas... quiere mejorar a las personas sanas, es decir a quitar esas pequeñas molestias que todo el mundo tiene y son normales, pero las farmacéuticas quieren convencernos de que no son signos de salud, y que si se pueden evitar ¿por qué no? sólo tienes que tomar una pastilla o un jarabe, ponerte un parche, o darte un masaje con un gel especial.


La medicina en la que creo intenta curar a personas enfermas, no quiere mejorar a las personas sanas. Las pequeñas molestias que todo el mundo tiene y son normales no son signo de falta de salud. Estamos más sanos de lo que nos hacen creer. El cuerpo humano es la máquina más perfecta que existe, que sabe regularse y que tiene también achaques. Es sobre esos achaques sobre los que hay que intervenir pero sin tocar esa regulación natural que tiene el cuerpo, sin intentar manipular los valores normales y medicarlos para que se ajusten a unos parámetros que se han inventado las farmacéuticas.

25 comentarios:

Lenka dijo...

Aplausos, Juan, ovación y vuelta al ruedo. Un análisis perfecto, exhaustivo, magnífico. Estoy completamente de acuerdo contigo. Este fenómeno de la medicalización me llama la atención hace tiempo, me deja de lo más pasmada. Incluso las cosas referidas a la estética (cosas indoloras e inofensivas) son consideradas enfermedades: la celulitis, las arrugas, poco menos que las canas son una "enfermedad". La vida entera es una enfermedad!!!

Y es que, además, con las cosas "del coco" podemos hacer el agosto. Porque claro, un brazo roto se ve, está ahí, es evidente e inconfundible. O lo tienes o no. Pero hay que ver la cantidad de cosas que podemos sacarnos del coco y convertirlas en trastornos. Es lo que decimos muchas veces: ya no hay niños traviesos o malcriados, sólo hiperactivos. No concebimos la maldad, sólo la locura. No hay tímidos, ni histéricos, ni inmaduros, hay fóbicos, ansiosos y peter panes. Nos sacamos síndromes diversos de la chistera. Como el síndrome de Sissí, del que hablé una vez en el blog porque me tiene fascinada!!! El síndrome ese de "usted cree que es feliz, pero no lo es, está encubriendo una depre, pero no se preocupe que tenemos la medicación adecuada". El colmo del absurdo!!

No toleramos el dolor en absoluto. Y ojo, sufrir por sufrir no, de acuerdo, benditos avances que nos permiten paliar el sufrimiento. Pero hasta qué punto? Hasta el punto de evitarlo siempre, temerlo siempre, convertirnos en inválidos indefensos ante él? Eso no es sano, ni sabio. Nos perjudica.

Charla oída el otro día en el vestuario del gimnasio, entre dos mujeres de mediana edad:
- Me voy, que tengo que visitar a una amiga que está con depresión.
- Ay, pobre! Qué tremendo es eso de las depresiones!
- Y tanto, y la pobre lleva ya ni se sabe de tiempo con ella.
- Pobrecita...
- Pues el psiquiatra pasa de ella, no le quiere dar la medicación.
- Desde luego, qué poca vergüenza!
- Ya dice mi amiga que va a cambiar de médico, que ella necesita sus pastillas.
- Hombre, claro, cómo va a estar sin pastillas si tiene depresión?
- Ya lo dice ella, que ya se acordará el psiquiatra cuando ella se muera.

Glubs. Alucino. Lo que me pareció más fascinante? Que en ningún momento se hizo la pregunta obvia: por qué? Qué le pasa a tu amiga? ¿Qué le pasó para tener esa depre tan gorda?

No importa!!! Ya no hay motivos, no hace falta! El dolor es una cosa traicionera que aparece sin razón ni motivo, y, de hecho, ni siquiera al interesado le importa entender ni saber por qué. Le da igual porque no se quiere enfrentar a ello ni cambiarlo, ni siquiera lo intentará. Lo único que quiere es una pastilla mágica que cure un dolor de origen desconocido, o cuyo origen el paciente no quiere oír. Tremendo, no?

Juan dijo...

Exactamente este es el sentido que le queria dar a la entrada Lenka.

Por supuesto que hay que curar o paliar las enfermedades de verdad.

Pero nos estamos y nos están haciendo débiles. Los problems ya no los podemos resolver nosotros....nos lo tiene que resolver la pastilla y esto es muy peligroso.

La depresión que sufría la amiga de la del gimnasio, puede ser que sea una depresión real, que las hay y son terribles, pero mucho me temo que si su psiquiatra no le quería mandar sus pastillas es que se encontraba en un momento de tristeza crónico que se ha ido eternizando por no atajar las verdaderas causas de su tristeza por considerarlas una enfermedad que sólo requiere e tratamiento médico.

Un abrazo Lenka

carola dijo...

Nos estamos destruyendo por ser tan asépticos. Seremos 100% sanos pero infelices y controlados por la farmacia?
de terror el panorama....
Saludos!

Julia dijo...

Hola!!! Muy buena tu reflexión, cuando la leí me sentí identificada, no porque abuse de la medicina, sino porque trabajo en salud, lo vivo continuamente. Saludos.

Sra de Zafón dijo...

Me apunto a la ovación y a la vuelta al ruedo.

El libro que mencionas es muy esclarecedor, a ver si mañana soy capaz de copiar un trozo de texto del utópico por excelencia Aldoux Huxley (un mundo feliz) de su libro LA ISLA. Creo que te gustará.

Me alegra saber que eres de los muchachos que se iban a jugar al futbolín cuando en la facultad daban las clases de corporativismo :-)

Un abrazo.

Lenka dijo...

Jejeje, mi padre lleva toda la vida dando la coña con que nos engañan, nos manipulan, nos toman el pelo, que si somos borreguitos, que si las multinacionales, las farmacéuticas, la banca, esto y lo otro, y siempre se le ha tratado de loco, conspiranoico, exagerado y anti sistema. Toda una vida dando la matraca: "Hay que leer!! Hay que informarse!!! Menudo país, que el periódico más leído es el Marca!!! Así nos va!!! Nos tienen amaestraos a todos!!! Hay que leerlo todo y escucharlo todo y discutirlo todo!!!"

Toda la vida se ha tragado revistas científicas, publicaciones "malditas", siempre investigando qué habría detrás de esto y lo otro, siempre quejándose de nuestra poca memoria y cómo se nos olvida que esto era bueno ayer y hoy es malísimo, que hace dos días tal enfermedad tremebunda era lo más normal del mundo, siempre sospechando y cuestionándolo todo, buceando en opiniones enfrentadas y preguntándose los por qués de cualquier cosa. Como treinta años lleva vaticinando cosas que están ocurriendo ahora, y asegurando que así sería por pura lógica aplastante, que sólo hacía falta observar. En plan Nostradamus predijo conflictos, crisis económicas, booms tecnológicos, excusas de los gobiernos para controlarnos las esferas privadas, enfermedades de diseño, montones de cosas de las que vemos hoy día. Siempre se le llamó tremendista, catrastofista, que se le había ido la olla de tanto leer...

Como un profeta en plan abuelo cebolleta: "ya veréis ya, como no hagamos algo esto se va al cuerno!! Nos tienen pillaos en el sistema!! Nos toman por idiotas y les damos la razón!! Que paren el mundo, que me bajo!!" El tiempo le ha dado la razón en casi todo, ha pasado de bufón contestatario y apocalíptico a tener más razón que un santo, jejejeje.

Toda la vida oyendo: "sí, claro, vas a saber tú más que un médico o un economista o un físico". Tampoco lo pretendía, desde luego, pero nunca fue partidario de aceptar a pies juntillas lo que dijeran los expertos. Había que cuestionarlo todo, por si las moscas. Ahora me río pensando en cuánta lucidez ha encerrado siempre su paranoia!!

Juan dijo...

Qué razón tienes Carola. Hemos creado la ilusión de un mundo sin riesgo, llenos de alertas por vientos, lluvias y olas de calor en el verano. Un mundo en que la más mínima molestia no tiene cabida y, demasiada gente, se ha embarcado alegremente en el mundo en donde el dolor, la derrota o el sufrimiento son innecesarios y hay que evitarlos a toda costa......sin hacer nada por nosotros mismos, sino que tienen que ser el Gobierno, los medicos, las farmacéuticas o el Ministerio de Educación quién se tiene que hacer cargo de que un mundo idílico, sin el más mínimo riesgo, sea realidad. Pero es ese riesgo el que nos mantiene siendo humanos y libres, es ese riesgo el que nos enseña, es el sufrimiento y el dolor el que nos abre los ojos a la realidad y conseguimos aprender. Huir de ellos, a la larga, nos hará sufrir más.

Un abrazo Carola

Juan dijo...

Hola Julia, encantado de tenerte por estos lares.

Si trabajas en el terreno de la salud, tú sabes comprender perfectamente de lo que estoy hablando. No es fácil escribir algo así, porque va en contra de lo que la gente quiere oir.

La mayoría se quieren sentir seguros confiando en los que "saben más que nosotros", como en otros tiempos confiaban en Júpiter, Minerva, Isis o tantos Dioses. El nuevo Dios es la ciencia.

Y ojo, yo creo que la ciencia puede dar muchos y muy buenos frutos en nuestra sociedad, pero no la ciencia que se asienta en un nuevo dogma, sino la ciencia que continuamente se plantea las cosas y que busca respuestas sin intentar formalizar nuevas verdades absolutas que todos tienen que seguir.

Un abrazo Julia.

Juan dijo...

Jajajajaj Chusa, el corporativismo no me va en absoluto, y sí, jugaba mucho al futbolín y al ping pong, jajajajajaja.

Yo defiendo la esencia de la Medicina, o lo que yo creo que debe ser, no a los médicos, enfermeras o auxiliares. En todas las ramas de la salud hay extraordinarios trabajadores que día a día luchan por hacer su trabajo con honradez y cariño. Pero también los hay que sólo la consideran una forma de tener su sueldecito a fin de mes o ganar grandes cantidades de dinero a costa del sufrimiento y la ignorancia de los demás. No romperé una lanza en favor de los médicos, sino en favor de la Medicina.

Y la Medicina en que yo creo debe estar basada en el método científico estricto y no en la manipulación que de la Ciencia hacen muchos, entre otros, grandes corporaciones farmacéuticas y no pocos científicos bien formados.

No quisiera dar la sensación que todo es sucio, porque no es así. Hay mucha gente válida trabajando día a día en investigación sanitaria y yo tengo el honor de conocer a bastantes que están dando sus vidas al mejor conocimiento de muchos temas y a conseguir remedios eficaces contra distintas enfermedades. Por esta gente maravillosa me repugna que tantos otros sólo estén al servicio del dólar manchando una profesión tan digna.

De Aldous Huxley sólo conozco "Un mundo feliz" y me encantó.

Un abrazo Chusa......y cuidadín con los veterinarios, jajajjajajajaj.

Juan dijo...

Por lo que conozco de tu padre, a raíz de tus propios comentarios, quizás pueda estar equivocado en muchas cosas, pero es alguién autocrítico que no se conforma con los dogmas que otros le intentan vender, que sabe pensar por sí mismo y que, como Sinatra, ha sabido vivir y pensar a su manera.

Por eso digo que se ha tenido que equivocar muchas veces.....y benditas equivocaciones cuando se aprende de ellas. Ha preferido vivir con sus errores en vez de arrastrar los errores de los demás. Y cuando uno sabe vivir con sus errores y aprende de ellos, poco a poco se va acercando a la verdadera esencia de las cosas y lo que parecen "profecías" el tiempo se encarga de desnudar las verdades....porque no hemos cambiado apenas en los últimos miles de años. Quizás seamos más sofisticados, menos violentos en lo físico, pero los poderosos, los depredadores humanos, siempre están ahí, aunque usen otros ropajes, ya sean chaqueta y corbata o ya sean batas blancas inmaculadas.

Me da la impresión que tú estás siguiendo el mismo camino emprendido por tu padre, al menos en lo de plantearte todo lo que te rodea y no conformarte con las respuestas que te intentan vender

Un abrazo Lenka.

Elvira dijo...

Un comentario sin haber leído los comentarios, sólo la entrada:

Creo que la responsabilidad sobre la propia vida es muy importante en todos los ámbitos.

Un abrazo

Juan dijo...

Ahí está Elvira. Queremos ser libres pero nos aterra responsabilizarnos de nuestra propia libertad....y no puede existir libertad sin responsabilidad.

Responsabilizarnos de nuestra propia salud no es más que una parte de la responsabilidad sobre nuestra propia vida en general.

Un abrazo

Sra de Zafón dijo...

Ya decía yo que te me hacías conocido, pero no sabía si era futbolín, pinpong o billar...:-)

¿Los veterinarios? Ay,Juan, he de reconocer que alguno es mi debilidad, es más hay uno que me tiene loquita, jajajajajajajajaja.

¿Además de listo y majo ¿eres vidente? jajajajajaja.
Un beso.

Cuando tenga un ratillo te copio aquí el texto de Huxley, que conste que pensaba copiarlo y ponerlo en mi blog ya hace tiempo, pero en esta entrada tuya queda que "nipintao"

Un beso

Rogorn dijo...

Igual tendrías que imprimir esto y dejarlo a modo de folletos repartidos por los hospitales y las consultas, porque este es el tipo de cosas que sólo funcionan si la gente las averigua por sí mismas y parece que son idea suya. Si se las dices directamente, seguro que se piensan que lo que quieres es escaquearte de darles su 'melecina'. Mala persona. ¿Tú no tenías un juramento hipócrita de esos?

De todas formas, esto de que la responsabilidad es de otros, porque pa eso pago mis impuestos se aplica a todo. Yo quiero conducir con nieve, así que que me limpien la carretera. Yo tengo un crío, que me lo críe el colegio. No me da pa las vacaciones, que me las subvencionen. Y así todo.

Andrea dijo...

Desde luego yo también me apunto a la ovación y vuelta al ruedo. Estoy casi agotada de dar los mismos consejos a mis alumnas (soy profe de pilates) debo enseñarles a comer, a respirar, a tener 'constancia' (es lo que mas cuesta) con el ejercicio si quieren ver resultados. A veces me quedo pasmada al ver la poca conducta de la gente ante su cuerpo. Y luego, cuando les dices que no deberían fumar tanto o comer tanta bollería industrial, te miran con cara de pocos amigos. La gente va a lo fácil, como dices tú, las pastillas lo solucionan todo, no se quedarán sin sus bollos, sin fumar o sin beber. En fin, el equilibrio es patrimonio de unos pocos afortunados, lo tengo claro. Un abrazo

Juan dijo...

Muy bien Chusa, cuando quieras lo copias o lo pones en tu blog o como gustes.

Un abrazo.

Rogorn, es curioso, pero la gente reacciona bastante bien cuando les cuentas las cosas como son. Pero yo tengo la inmensa suerte de trabajar con pacientes ingresados y se tiene mucho más tiempo para explicarles lo que deben hacer para conseguir estar mejor. En mi consulta privada y en el gimnasio en que trabajo también pongo un tope de 12 pacientes por día, con lo que tengo el tiempo suficiente para poder dar los consejos necesarios.

Uno de los mayores enemigos de una Medicina de calidad es la falta de tiempo para estar con el paciente. Si se dispone de 4-5 minutos por persona, sólo te da tiempo a escucharle un ratito, explorar lo mínimo indispensable y recetarle una pastilla....no da para más. Por eso hay que concienciar a la gente que no abuse del sistema. Otro día explicaré más a fondo este punto. Nuestro sistema público sanitario, con todos sus grandes defectos, es una auténtica bendición y lo tenemos que cuidar y mimar entre todos, pero ya me extenderé sobre ello otro día.

Estoy de acuerdo en lo que dices sobre la falta de responsabilidad en todos los ámbitos de nuestra vida. El sanitario es el que vivo en primera línea, pero lo aprecio en casi todos los órdenes. Si hay un enemigo acérrimo de la democracia podría ser éste, la falta de responsabilidad.

Un abrazo Rogorn.

Juan dijo...

Andrea, yo trabajo en un gimnasio terapéutico enseñando a los pacientes los ejercicios que mejor le pueden ir con la patología que tienen y es la parte de mi trabajo que más me apasiona.

Precisamente el Pilates lo hemos incorporado hace dos años, aunque damos un pilates personalizado que no me termina de convencer, no por la falta de calidad, al contrario, es de la máxima calidad, pero al ser personalizado sale muy caro al que lo escoje y sólo se pueden acoger gente con un poder adquisitivo muy alto. Hubiera preferido darlo de otra forma, con clases con un número mayor de alumnos para que el precio fuera menor, pero la fisio que lo da se ha negado porque estima que el pilates de verdad sólo se puede dar bien en clases individualizadas.

Digo que es la parte de mi trabajo que más me gusta porque entiendo que hemos conseguido mejorar de forma global la salud de nuestros pacientes. No sólo se da enseñanza de ejercicio, tanto en sala como en piscina de ejercicios o natación, sino que al menos una vez al mes, tienen que visitar al médico para hablar con ellos sobre dietética, condiciones de trabajo, como hacer las faenas que deben hacer de la forma más sana posible e incluso, al que lo precise, con un servicio de psicología incluído. En los dos o tres meses de media que están los pacientes con nosotros, casi les dejamos sin pastillas, jajajajajaja. Les damos una visión distinta de lo que ellos pueden hacer para tener mejor calidad de vida y, la mayoría, se adhieren encantados a esta forma de entender la salud.

Una abrazo Andrea

Viagra Online dijo...

Interesante informacion la salud de nosotros es solo de nosotros ya que somos los responsables de cuidarla

natural treatments dijo...

Excelente informacion sobre la salud ya que nosotros mismos debemos de cuidar nuestra salud y tener siempre presente que debemos de tratar de estar mejor cada dia mas

buy generic viagra dijo...

Este fenómeno de la medicalización me llama la atención hace tiempo, me deja de lo más pasmada.

Anónimo dijo...

Predilection casinos? assess this sprouts [url=http://www.realcazinoz.com]casino[/url] president and table online casino games like slots, blackjack, roulette, baccarat and more at www.realcazinoz.com .
you can also avow to our up to swain [url=http://freecasinogames2010.webs.com]casino[/url] orientate at http://freecasinogames2010.webs.com and excuse high-minded folding readies !
another contributory [url=http://www.ttittancasino.com]casino spiele[/url] surroundings is www.ttittancasino.com , in lieu of of german gamblers, confine in magnanimous online casino bonus.

Anónimo dijo...

get a wiggle on out this gratis [url=http://www.casinoapart.com]casino[/url] hand-out at the forceful [url=http://www.casinoapart.com]online casino[/url] edify with 10's of fair [url=http://www.casinoapart.com]online casinos[/url]. sooner a be wearing the onus in preference to of [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-roulette.html]roulette[/url], [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-slots.html]slots[/url] and [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-baccarat.html]baccarat[/url] at this [url=http://www.casinoapart.com/articles/no-deposit-casinos.html]no visit a a postal card down casino[/url] , www.casinoapart.com
the finest [url=http://de.casinoapart.com]casino[/url] with a contemplation UK, german and all on tip of the world. so in the extra of the treatment of the cork [url=http://es.casinoapart.com]casino en linea[/url] discontinuity us now.

niz dijo...

To start with I would like to congratulate the cradores of this blog, mainly because when I read it I enjoyed it very much. A few years ago I attended a conference called guanacaste costa rica real estate, at that conference had many interesting topics. Perhaps readers may find no relationship between the blog and this conference, but if someday can attend, would realize that there is much to do with this blog.

Anónimo dijo...

top [url=http://www.001casino.com/]casino[/url] hinder the latest [url=http://www.realcazinoz.com/]free casino[/url] manumitted no set aside reward at the chief [url=http://www.baywatchcasino.com/]online casinos
[/url].

Anónimo dijo...

[url=http://www.onlinecasinos.gd]casinos online[/url], also known as required casinos or Internet casinos, are online versions of top-level ("chunk and mortar") casinos. Online casinos order gamblers to affect up and wager on casino games with the grant-money the Internet.
Online casinos typically put forward up as a replacement quest of given odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos set forth higher payback percentages as a expedite with a instant of upon unawareness automobile games, and some promulgate payout tome audits on their websites. Assuming that the online casino is using an aptly programmed unsystematic myriad generator, list games like blackjack possess an established family edge. The payout entrance as a replacement on these games are established old times the rules of the game.
Miscellaneous online casinos sublease or discern their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Supranational Artfulness Technology and CryptoLogic Inc.