martes, 8 de diciembre de 2009

Angel

No era el hombre más listo.
Tampoco el más fuerte, ni el más valiente.
No era el mejor artista ni el mejor pensador.
No era el más guapo ni el más simpático.

Pero era mi héroe.
Un héroe que supo morir a los 74 años de edad con su corazón de niño intacto.

9 comentarios:

Kaken dijo...

Totalmente inocente, y eso vale un potosí, como hubiera dicho tu padre.
Me quedo con su última sonrisa quebrada y débil, y mi nombre susurrado por el con la alegría con la que lo solía decir, pero con menos decibelios.
Se ha ido, Juan, pero no del todo, ¡no nos queda nada para hablar y recordar sobre él...¡
No podremos verle, pero le tendremos siempre que queramos con solo evocarlo.

TQM

Juan dijo...

Gracias kaken. Siempre estará aqui.

TQM

Mary dijo...

Hola esta bonito tu pensamiento, yo tengo un poema de este tipo. si puedes pasar a leerlo y comentame que te parece.. http://angeles804.blogspot.com/2009/11/quisiera-regalarte.html

Mary dijo...

y con respecto a tu pensamiento, los padres ... nos dan todo, su vida su entrega... todo. se el rinde homenaje con el recuerdo por generaciones.

Juan dijo...

Me ha gustado mucho Mary.

Los auténticos héroes son los que consiguen que cuando miramos atras, seamos capaces de saber apreciar su grandeza.

Juan dijo...

Me ha gustado mucho Mary.

Los auténticos héroes son los que consiguen que cuando miramos atras, seamos capaces de saber apreciar su grandeza.

Lenka dijo...

Un abrazo, Juan. Sobran las palabras cuando me consta que te las sabes.

Juan dijo...

Muchas gracias Lenka.

Un abrazo

Sra de Zafón dijo...

Como dice Lenka: sobran las palabras, pero te mando un abrazo.