miércoles, 7 de enero de 2009

¿Qué nos seduce a los hombres de las mujeres?

Muchas mujeres no entienden los gustos que tenemos los hombres, en cuanto a mujeres se refiere. Muchos de los gustos se pueden explicar en base al instinto de reproducción, aunque no se sea consciente de ello.

Pero ya se sabe que sobre gustos.....Voy a intentar esquematizarlos e intentar explicar algunos porqués, pero ya advierto que voy a generalizar, que cada hombre es diferente y, lo que fascina a unos, puede ser detestado por otros, así que voy a hablar de mayorías, porque individualmente es imposible acercarse a este tema.

ATRACTIVO FISICO

Curvas en movimiento.
Esto es lo máximo en cuanto a aspecto externo se refiere. Fijaros que hablo de curvas y de movimiento. Un tipazo, si no se mueve adecuadamente, no llama la atención. El movimiento, por sí mismo, aunque no vaya acompañado de un cuerpo excepcional, siembra el desconcierto allá donde vaya, pero si además hay curvas, es la repanocha.

Los tacones cumplen en esto una función increíble. Provocan una hiperlordosis lumbar, que hace sobresalir el culete y lo hace desplazarse de un lado para otro. Pero la hiperlordosis lumbar lleva a una rectificación de la columna dorsal con lo que el pecho se proyecta hacia delante....y ya la tenemos liada.

El instinto masculino (hablo de instinto no de ojos) ve en un pecho generoso, un trasero amplio y una movilidad buena, unas posibilidades de reprodución mejores, pues es menos probable que el parto sea complicado y que el niño que venga tenga mejor asegurado su alimento. Evidentemente no vamos por la calle viendo culos que soportarán partos ni pechos que alimentaran a los hijos, no son cosas conscientes sino instintivas, genéticas.

Mirada de interés
Pocos hombres se resisten a la mirada de interés de una mujer. El rímel, pintura de ojos, las bajadas de pestañas, los guiños, cumplen una función atávica de “estoy dispuesta para la reproducción”. Las miradas directas nos gustan, pero las miradas indirectas, superficiales y con las pupilas dilatadas, nos enloquecen. ¿Por qué?. Porque las miradas directas pueden ser por muchas causas, simple interés en lo que decimos y no e lo que somos, pero cuando cazamos una indirecta.

Risas y sonrisas
Una expresión seria supone un menor interés por ti. Además, se supone que cualquier animal feliz tiene menos posibilidades de estar enfermo, que uno que esté serio o triste. Y la salud es otra de esas búsquedas instintivas para mejorar las posibilidades de reproducción.

Simetría
Se sabe que contra más simétrica es una persona, menos errores innatos tiene y más posibilidades de salud encierra. Esto las hace más atractivas y deseadas, tanto en hombres como en mujeres.

Pelo sin canas y piel sin arrugas
Las canas y las arrugas suponen envejecimiento y, por consiguiente, pocas opciones para la reproducción. Muchas mujeres se preguntan porqué se vuelven “invisibles” a partir de cierta edad y no sucede lo mismo con los hombres. Una explicación, según los instintos, es que el hombre sigue teniendo capacidad reproductiva, sea cual sea su edad, por eso en ellos las canas no son tan devastadoras.

ATRACTIVO NO FISICO
Muchas mujeres se quejan de que a muchos hombres no les atraen las mujeres inteligentes. Esto no es del todo cierto. La inteligencia es un valor, pero en la escala de valores de los hombres (insisto de nuevo que en general), está muy postergada por otras aptitudes. De nuevo se puede explicar desde el punto de vista del instinto reproductor.

Llaman mucho más la atención la ternura, la dulzura, la dedicación, la capacidad de cuidar, mimar, las que escuchan más de lo que hablan, las que emiten pocas críticas, que sean permisivas y las que consiguen mantener una relación simétrica con el hombre. Esto último puede llamar la atención, pero os aseguro que a una mayoría de hombres, una mujer “dominada” no nos suele interesar casi nunca (excepciones hay por supuesto). Volviendo a los instintos, la inteligencia no es un valor importante, porque la atracción está guiada por las mejores condiciones posibles para la reproducción. Una mujer tierna, dulce, cuidadora, que sepa escuchar, etc, va a tener más posibilidades de sacar adelante la prole.

Mujer para sexo. Mujer para emparejarse.
Muchos hombres (también muejeres, pero menos), diferenciamos el sexo por placer y por amor con una facilidad asombrosa. Para nada son incompatibles. Pocos hombres tiene escrúpulo alguno a la hora de tener sexo sin el más mínimo atisbo de amor. Cuanto más se esparza la semilla mejor.

Dependiendo de como venga envuelta una mujer, la clasificamos en sexo ocasional o en posible pareja. Una mujer muy llamativa por sus movimientos, curvas y desparpajo entrará en la mayoría de casos en el primer grupo. Las señales que envía son codificadas por muchos machos como quiero sexo y nada más.

Si una mujer sólo quiere tener sexo, lo tendrá muy fácil. Bastará moverse de una cierta forma y se va a tener que quitar los moscones a patadas. Si lo que busca es una relación estable, tendrá que recurrir a armas diferentes, en donde la belleza juega un factor clave, pero las otras cualidades no físicas serán también muy importantes.

¿Os habeis fijado que cuando un hombre mantiene una relación sexual esporádica, sin amor por medio, le falta tiempo para contarlo a los amigotes?. Sin embargo, cuando tiene relaciones sexuales con su “novia”, “esposa”, etc, no se entera ni Dios.

Una relación feliz
Todo lo anterior puede servir para “escoger” pareja, pero no son la clave para conseguir una relación feliz. Sólo son gustos y preferencias que, en algunos casos, son plenamente conscientes, fruto de la observación y la madurez pero otros muchos aspectos nos gustan porque sí y, en ese porque sí, no se puede minusvalorar la presencia del instinto. No se puede tomar ese instinto como algo irrevocable e irreversible, pero sí que marca una predisposición, una tendencia.

Para establecer una relación feliz se ha de conseguir colmar el mundo afectivo de tu pareja y, en este punto, el físico ya tiene muy poco que decir.

46 comentarios:

Elvira dijo...

Te contesto con lo que seduce a esta mujer de los hombres (no está en orden de prioridades):

-Una mirada profunda y tierna.

-Conversación interesante, apasionante, cálida, mmmmm...

-Cuerpo más bien corpulento, ni gordo ni flacucho, y buenos abrazos de oso. Que su piel huela bien. Preferible, pero no importante, que sea algo más alto que yo.

-Capacidad de empatía, sonrisa, valentía, personalidad...

-Que me muestre que él disfruta tanto de mi compañía como yo de la suya.

-Necesito admirarle y compartir ideales.

-Y ese plus (química o lo que sea), tan difícil de definir, que hace que entre dos hombres que reúnen estas características, me atraiga uno mucho más que el otro.

Un abrazo

Zinquirilla dijo...

Yo añadiría como dice Elvira el olor, seguimos atrayéndons por el olr, pero no el pachuli de las colonias sino el corporal, incluso el sudor, puede atraer, ojo, que no hablo de ligar con camioneros :D

Un saludo.

Lenka dijo...

Ayns, Juan, y lo peor es que es cierto!!!

Curvas y movimiento. Caderas, pechos, traseros. Parece lo más obvio, lo más evidente, lo que primero llama la atención. Y, generalmente, lo es. Ahora me surge una duda tremenda. Si la razón de que atraiga esa, digamos, opulencia, la achacamos al instinto más primario, a la llamada de la naturaleza... cómo se explica que la moda haya logrado imponer un modelo de mujer que es, básicamente, de aspecto famélico y enfermizo y que, normalmente, solventa esa falta de opulencia con prótesis?? Me vienen a la cabeza tantísimas mujeres ídolo (auténticas totem) que son delgadas hasta el extremo y se rellenan con plásticos y gomas. Para mi gusto es un tanto absurdo (no es más fácil aprender a amar las propias y naturales curvas??) matarse de hambre y luego rellenarse de modo artificial. Muchas de las mujeres más deseadas parecen biafreñas recauchutadas. Sus curvas son falsas, raras, desproporcionadas, aparecen como de la nada.

En principio eso parece cargarse un poco la cuestión del instinto, de lo primitivo, y hasta lo de la simetría. Yo (es mera opinión) encuentro mucho más atractivo un cuerpo delgadito (todo él) o redondeado (todo él) que un cuerpo que va como a saltos: escuálido por aquí y reventón por allá. Consiguen las modas imponerse cada vez más al instinto? Se nos está diluyendo el instinto??

Los tacones. Invento del maligno, o de algún misógino miserable, jajaja. Sí, seguramente provocan una postura divina... y unas lesiones de espalda cojonudas. Lástima que tantos hombres tengan el instinto tan "inmediato" y "visual". Si fuera más a largo plazo pensarían: "uy, qué va, esta tiene caderas de buena paridora, pero con esos taconazos a los treinta y cinco se me queda como Quasimodo..." ;)

Y sí, claro, supongo que el instinto relaciona, aunque sea inconscientemente, la juventud con la capacidad reproductiva. Quizá por eso canas y arrugas nos vuelven invisibles ipso facto y a ellos no. Ellos se vuelven interesantes (el león rey, el jefe, el experimentado) O eso también es en gran parte alimentado por modas (añado: modas machistas)? Damos por sentado que es lógico que un hombre de cincuenta prefiera mirar a las de veinte que a las de su edad. Y ellas? Cuando alcanzamos los cincuenta encontramos tan irresistibles a los coetáneos... o no queremos confesar que son los de veinte (jóvenes, fuertes, vigorosos, llenos de energía) los que nos alegran los bajos?? Y hablo de la cosa puramente instintiva y sexual, ojo. Otra cosa es que uno de cincuenta nos dé mejor compañía y conversación y uno de veinte nos parezca ya un tanto vacío. Supongo que a ellos les pasa igual, pero quizá prima lo otro, lo instintivo. Que sea joven y mona, aunque no me aporte mucho.

Eso enlaza con lo siguiente. Parece que eones después el hombre, por instinto, busca una compañera y una madre. Y, a ser posible, no demasiado sexual ni llamativa, no sea que ande por ahí dejándose olisquear por otros machos, jajaja. Cuánto habrá de instinto (lo hay, sin duda) y cuánto de generaciones y generaciones de sociedad machista (y ya sabemos que eso no es "culpa" sólo de ellos, lo hemos hablado mucho)

No hace tanto que la compañera estaba para unas cosas y, para otras, se buscaba fuera de casa. No es sólo que el hombre separara amor de puro sexo, es que procuraba tenerlo bien separadito. Quizá sea por la misma educación machista y religiosa, todo ese rollo de la mujer pura, la mujer mala, el pecado y tal. Sólo el hombre necesitaba sexo, la mujer cumplía. Para "vicios" había que buscar a otra, una que no fuera la madre de tus hijos, una a la que, generalmente, no se amaba ni se respetaba. Porque al darle al hombre lo que él pedía, pasaba automáticamente al montón malo. Curioso.

Eso parece más que superado en estos días, en los que las parejas se aman y se refocilan sin complejos. Estamos más relajados, somos más abiertos, y en las relaciones hay más confianza, más comunicación, se comparte más. Lo deseable es que los compañeros se entreguen completamente y con gusto, no andar supliendo cosas fuera. Aunque, se sigue haciendo, claro. Restos del instinto, de propagar la semilla? Restos de machismo? Un poco de todo?

Lo que me llama mucho la atención es que las mujeres hemos ganado mucho en respeto, los hombres nos van tratando como a iguales, hemos avanzado a pasos agigantados (en general), pero muchísimas veces sigo oyendo a esos amantes esposos y padres hablar de las mujeres (las otras, las que no son la suya) en unos términos que, sinceramente, llegan a dar cierto asquito. A qué es debido? Insinto, machismo, un poco de cada? A mí no me escandaliza un chiste verde, ni una peli porno, ni un aullido cuando pasan unas bonitas caderas, pero a veces pasa una ganas de espetarle a alguno: "si dijeran eso de tu señora, habría muertos!" No digo nada si el susodicho tiene hijas. Normalmente, cuanto más "baboso" se muestra, más saca las uñas en torno a su prole femenina. Como si exigiera un respeto que él no muestra a las hijas de otros (todas somos hijas de alguien) Me llama mucho la atención.

Machismo, instinto, la ola de erotismo que nos invade?? Jejejeje. Dudas, dudas. Y, por acabar ya con este ladrillo, supongo que, al final, hay cosas que no se pueden explicar, gustos a patadas. Quién sabe por qué se te dispara la química con aquel, y no con este?

A mí me gustan los hombres desgreñados, flacos, con pinta de gato, huidizos, sin vello, con la mandíbula muy marcada, manos largas, un punto canallitas y los ojos claros. Es mi ideal. Pero me he enamorado hasta las trancas de un tío fuertote, ancho, peludo como un oso, manos pequeñas, un cielote buenazo... y eso sí, los ojos azules ;) A esos sí que no me resistoooooo!! (Y a ver quién es el gracioso que logra explicarlo científicamente!)

Io dijo...

¡Madre mía!

Lo primero que tengo que decir es que acabas de poner a Kaken en un pedestal, je,je.

En cuanto a hombres tengo gustos muy parecidos a los de Elvira. Yo, además, necesito que no se avergüence de mostrar sus sentimientos, que me haga notar que me quiere, porque he dado con mucho machote que disimulaba o no sabía mostrar ternura, y para mí es fundamental.

Necesito que tenga cabeza y corazón a partes iguales. Que tenga sentido del humor, que sea generoso y bondadoso, necesito admirarle, que sea inteligente, que me aporte, que sea positivo, que le gusten los animales (imprescindible que no tenga alergia al pelo de perro o gato, ja,ja), que se emocione con la música, con la belleza de la naturaleza.

Fisicamente, los prefiero grandes, de abrazo de oso, si me tengo que inclinar prefiero gordo que flaco y mayor que joven.

Conozco a alguien así, pero ultimamente no viene mucho por la tienda. Es algo mayor pero no me importa. Fisicamente no vale un pimiento, pero tampoco me importa. Me gusta su alegría, su pasión por la naturaleza (a pesar de su edad pertenece a un grupo ecologista, casi lo lidera) le apasiona la música (de hecho es músico, violinista) y tiene muchas inquietudes. Ah, y es supersimpático.

Como yo confío mucho en la vida, supongo que si tenemos que cruzar caminos ya aparecerá otra vez, que cuando venía parecía muy interesado, ja,ja.

Zinquirilla, para mí el olor es fundamental. Las colonias de hombre me pirran.

Lenka, te vas a quedar de piedra, pero me contaron que el origen de que la moda haya impuesto a una mujer escuálida es que la mayoría de diseñadores son gays, y buscan las formas del efebo. Con lo cual, se ha impuesto un modelo de mujer que fue diseñado por hombres a los que les gustan los hombres.

Magnífica entrada, Juan, como siempre.

Un fuerte abrazo!

Lenka dijo...

Uy, Io, eso ya lo tenía yo leído por ahí, sí. Quizá por eso nos han enchufado a una mujer que parece un tío con tetas... y a unos hombres que parecen niñas!!! (Me refiero a los Calvin Klein y similares, que tienen un gusto muy andrógino, hermafrodita, raruno, qué sé yo)

Lo que me pasma es que el modelo ese haya triunfado entre los heteros. Siempre nos dicen eso de: "noooo, mejor con curvas, que tenga donde agarrar!!" Pero chica, yo sólo les veo girar la cabeza cuando pasa una escuálida. Es curioso. Eso cuando no sueltan cosas del tipo: "ondia, lo que ha engordado Fulana, vaya culo está echando!" Y tú piensas: "dioooos, esa tiene mucho culo??? Qué hago yo con el míooooo?? Donarlo a la cienciaaaaaa??" ;)

Jejejeje, interesante tu ecologista del violín, Io. Si vuelves a verle... ATACA!!!! (Y cuéntanos!!!)

Io dijo...

Ja,ja,ja,ja, ya me siento algo mayor para esos lances, Lenka. Prefiero esperar a que tome la iniciativa, que me he vuelto un poco clasicona.

Pues a mi me gusta estar delgada, que no flaca. No tengo complejo de lenguado, y cuando veo que mi culo disminuye, me pongo a comer como una loca. Donde esté un buen culo...

Celadus dijo...

Io dijo: " Donde esté un buen culo..."

Eso digo yo también, jajaja.
Cuando esté menos cansado intentaré comentar algo con más extensión.
Felíz año a todos.

Io dijo...

Ja,ja,ja, Celadus, es que hay cosas que están por encima de las modas. Afortunadamente.

Kaken dijo...

Hola a todos.
Cada día que pasa (y van la tira) más me asombra Juan y más me asombra cómo le conozco :-)

Con esta entrada sucedió una cosa curiosa, que espero no le moleste que cuente: el pensaba que era un tema delicado y que podía crear controversia. Y le dije que no, que viniendo de él, no pasaría nada.
Y así ha sido, ni un roce, ni un leve arañazo, todos comentando libremente y a gusto.

Se recoge lo que se siembra, recibes lo que das....que cierto es.

Juan es capaz de hacer que los demás siempre le miren con las gafas limpitas.

Un bes.

Elvira dijo...

¡Olé la pareja enamorada, sí señor! De acuerdo en lo que respecta a Juan. Pero algunas personas reciben coces no merecidas, Kaken. Y otras personas reciben un tratamiento de príncipes o princesas que tampoco se merecen. La vida no es siempre justa. ¡Ojalá lo fuera! Besos

Kaken dijo...

Caramba, Elvi-ra, me sorprende esa afirmación tan rotunda...duele? hay algún ejemplo o cuento que lo ilustre?

Para tí, un besO.

Elvira dijo...

Es que tú habías dicho esto, Kaken: "Se recoge lo que se siembra, recibes lo que das." A veces sí, no siempre.

Sí, he visto y vivido situaciones injustas, ¿vosotros no? Aunque siempre he luchado por lo que me ha parecido justo, pues eso que ya hemos comentado de quejarse y no hacer nada... NO!!! Y si hablamos de situaciones que por suerte no he vivido ni visto de cerca, como: guerras, masacres, genocidios, torturas, etc.!!! Yo no diría que las víctimas se lo han merecido o que ellos han sembrado semejantes malos tratos.

¿Que si duele? Sí, las injusticias vividas en carne propia o ajena me han dolido muchas veces. Y a veces no puedo ver según qué imágenes del telediario, no puedo.

Besos de buenas noches.

Zinquirilla dijo...

Io, has despertado mi curiosidad, por la descripción, qué hombre más interesante :p

(con permido del blogger)

Io dijo...

Sí que lo es, Zinquirilla. Hace ya algún tiempo que no le veo, pero cuando venía por la tienda me grababa conciertos y me los regalaba. Y tenía una conversación apasionante. Y se le ve muy afectuoso. Fíjate si soy cortada que ni siquiera sé cómo se llama. Pero este lugar es pequeño. Ya nos encontraremos, si es que ha de ser así.

Juan dijo...

Elvira, me da que tu ideal de hombre es el que tienen muchas mujeres. Has definido muy bien al compañero. Sin embargo, aprecio que aunque se tenga esa opinión general entre las mujeres, hay un tipo de hombre que arrasa: el sinvergüenza, el gracioso, el que da una de cal y una de arena continuamente, el que cuando está contigo (no me dirijo a tí en este caso) parece que sólo existes tú, pero cuando no lo está es un viva la vida y no tiene ningún problema en decirle lo mismo a otras 15 mujeres. El galán multimujer. Ya sé que no a todas os gusta este hombre, pero suelen arrasar. la pobre que se enamora de este tipo de sujeto lo va a pasar francamente mal, sin embargo, algunas, van cayendo sucesivamente en las redes de este tipo de impresentable.

Con los hombres, no creas, también pasa algo muy similar. Hay un tipo de "mujer fatal", que todo el entorno del que la sufre se da cuenta menos el interesado.

¿Porqué se dará esto?. ¿Porque hay tant@s "dispuest@s" a sufrir en el amor con este tipo de amores?. Es algo que nunca he entendido.


Muchas gracias Elvira. Un abrazo.

Zinquirilla, encantado de tenerte en este, tu hogar.

El olor también es algo importante que se me ha olvidado. Algunas mujeres me huelen especialmente bien, otras no tanto. Y me siento atraído por un cierto olor femenino. Y no es el rollo de las feromonas, que existe, porque las feromonas no las hacemos conscientes, es otra cosa que no sé explicar. Aunque las colonias también me encanta, pero prefiero el olor corporal tal cual.

Otro tema que se me ha olvidado es la voz. La voz es prodigiosa para sentirte a gusto al lado de alguien. Me gustan las voces dulces, pero no acarameladas, y profundas. Ummmmm

Un abrazo.

Sra de Zafón dijo...

Os leo a todo correr, como una vaca perseguida :-), pero así de entrada diré que desde mi pradera me da la sensación de que la mayoría habéis hablado de cómo os gusta un hombre para ser vuestra pareja...no de lo que a simple vista os seduce de un hombre, quitando lo del culo jajajja

He de reconocer que a mí de un hombre lo que más me pone es que me guste como persona, jajajajajaja, pero esto de ir por la calle y mirar hacia alguien lo suelo hacer con hombres muy variados, ahora, mis ojos suelen posarse en el movimiento, en los andares, no se explicarlo, pero al final me da igual su culo o su cara, como se mueva bien me parecerá muy atractivo.
Os dejo pero volveré.

Sra de Zafón dijo...

Sí, sí Juan, la voz y el olor...ummmm eso tiene mucho mucho qu ver en mis enamoramientos. Chao

Elvira dijo...

Muy cierto, Juan, me había olvidado de la voz y es un factor que influye mucho.

Es verdad lo que dices, de un tipo de hombre o mujer impresentable que suele arrasar entre los del sexo contrario. Creo que a mí me ha cambiado el gusto (en parte), con los años. Me llaman más la atención ciertas cosas y otras cada vez me importan menos.

Un abrazo

Juan dijo...

Lenka, claro que hay gustos para todos, pero las biafreñas no son precisamente las que gustan a la mayoría de hombres.

La top model típica no busca atraer sexualmente a los hombres. Precisamente se intenta que sea justo lo contrario. Son un tanto andróginas porque van dirigidas a mujeres. Quienes compran ropa femenina son mujeres y quién las diseña suele ser gay, por lo que una mujer cañón sexual, no entra en los planes porque podría ser rechazada por las compradoras y a los diseñadores tampoco les va.

Pero en los anuncios de cerveza y de coches verás otro tipo de mujer con buenas delanteras y traseras.

La simetría de la que hablo es diferente a la proporcionalidad, que es de lo que hablas tú. la simetría implica que la derecha es igual que la izquierda. La proporcionalidad de la que tu hablas es distinta: mujer delgada, poco trasero y poco pecho o viceversa. A mí me pasa lo que tu dices: me gustan las mujeres proporcionadas, pero no es lo que entiendoo que sucede en la mayoría de hombres. Una biafreña con buenas tetas, por muy delgaducha que sea.....tiene buenas tetas, jajajajaj, así que me vale, jajajaja....siempre que las dos tetas siliconadas sean simétricas, jajajajaja.

Con los tacones, simplemente intento hacer ver cual es el motivo por el que gusta a los hombres, y no son por los zapatos en sí, que ni nos fijamos, sino en la postura que hace tener a las mujeres. Pero es un invento maligno, es cierto, y en la consulta hago una auténtica cruzada contra ellos, pero es una batalla perdida de antemano.

El machismo no sé si tiene mucho que ver en algunos aspectos. En ortos, sin lugar a dudas sí. En lo de la edad por ejemplo no. Salvo alguna execpción, la mayoría de hombres se sentirán más atraídos sexualmente por una mujer joven que por una mayor. Pero sólo hablo de atracción sexual. Posiblemente como compañera, pareja esté mejor con una mujer de su edad y con su experiencia. Aunque hayan excepciones, por ejemplo el típico hombre que le encanta sentirse superior y con más menjo de la vida que su pareja. Este siempre se sentirá mejor con jovencitas.

Es cierto que antes, y aquí sí es por machismo y por cuestiones religiosas, el hombre se casaba para tener una mujer con la que tener hijos (no sexo) y se buscaba otras mujeres para tener sexo y no hijos. Afortunadamente,tanto para ellos como para ellas, este enfoque está desapareciendo. Lo ideal es encontrarlo todo en tu pareja.

Lo de propagar la semilla creo que es una cuestión genética que hemos tenido que controlar para conseguir ser más felices. En algunos hombres es una cuestión machista: "yo me he tirado a chiquicientas tías", pero creo que este tipo de macho está en vías de extinción.

Lo del hombre que va metiéndose con las mujeres por la calle pero a su mujer e hijas que ni las toquen, jajajajajaja, me acuerdo de mi padre, jajajaja. Era un buen hombre, una persona estupenda en muchos aspectos, pero machista de tomo y lomo (que después fue aprendiendo, conste), pero era tal cual lo cuentas tú, sí. Creo que conforme el sexismo está disminuyendo, estas actitudes también.

Asi que te has enamorado de un hombre con características físicas distintas del "hombre ideal" que tenías, jajajaja. Creo que nos pasa a todos. Y lo mejor de todo: te encanta, hasta más que "tu hombre ideal" jajajajajaja.

Los rasgos físicos de la mujer que me gusta son: muy morena, proporcionada, con un pecho no demasiado grande pero tampoco pequeño, ojos verdes, trasero no grande pero sí redondito, ni delgada ni gorda, sino intermedia. Mi mujer no cumple algunas de las premiss, pero es la que más me gusta de todas, jajajajaja.

Un abrazo lenka. Vivan tus ladrillos.

Juan dijo...

Io, me encanta mi mujer y, después de 30 años con ella, sigo enamorado. Toda una suerte.

Lo de avergonzanos de mostrar los sentimientos es algo muy extendido entre los hombres. En la entrada que hice sobre el sexismo lo intentaba explicar. El machismo nos ha perjudicado mucho a los hombres (mucho más a las mujeres, evidentemente). Ponía algo así como que los hombres teníamos que luchar contra el machismo, no sólo porque fuera injusto con las mujeres, sino porque es injusto contra los propios hombres y muy incómodo. Somos los guerreros con una máscara de imperturbabilidad emocional que no nos permitía ser débiles. Eso nos lo han enseñado y cuesta trabajo quitarse esa máscara, pero merece la pena. Llorar a moco tendido, abrazarte a tu pareja cuando te sientes mal, cuando estás triste es maravilloso y no nos hace ser peores hombres sino todo lo contrario.

Así que te has vuelto clasicona, jajajaja. A por él, mujer, con todas las armas de destrucción masiva que posees, jajajajaja.

Un abrazo Io, como siempre, encantado de tenerte por aquí.

¿Celadus culista?, jajajajaja. En todos sitios cuecen habas. Pero me da que en tí eso es lo de menos. Que te gustan, como a cualquier hijo de vecino, pero creo que en las mujeres buscas muchas más cosas. Ya nos contarás.

Un abrazo.

Kaken, pues sí. pensaba que iba a haber controversia porque en ocasiones, algunas personas confunden los instintos naturales con el machismo. Por supuesto que hay mucho sexismo en las cuestiones de moda y de más, pero a veces nos olvidamos que también somos animales y que no todo se puede explicar por patrones de sexismo.

Para tí: un besito.

Juan dijo...

Elvira, tienes razón en que no siempre se cosecha lo que se siembra. No podemos creer que el mundo es justo, ni siquiera podemos aspirar a ello, pero sí que podemos conseguir que lo sea en la medida de nuestras posibilidades.

Ls guerras, las hambrunas, te tocan, no las buscas. Incluso dentro de tu entorno, en donde más puedes hacer, no siempre recibes lo que has sembrado.

Por eso mismo, desde hace muchos años, he decidido no esperar frutos. Dar, lo que yo quiero dar sin esperar nada a cambio. Para mí, se ha convertido en un fin en sí mismo. Cuando das como un medio para conseguir algo, se parece demasiado a la manipulación, a la inversión más que a la generosidad.

Por eso, si no recibo nada, o incluso es malinterpretado lo que doy, no me siento tratado injustamente.

No sé si el mundo es o no justo conmigo, no se si soy más o menos comprendido, porque me da igual. Hago lo que quiero hacer y que los demás actúen como quieran actuar. Eso sí, si recibo alguna recompensa....me encanta, jajajajaja, la intento recibir como se merece, pero no la busco.

En definitiva, es una cuestión de expectativas.

Un abrazo a todos.

Elvira dijo...

Juan, te entiendo, Lo que no sé es si yo me expliqué bien, por lo que me dices en la segunda parte.

Una cosa es que me pueda doler un comportamiento ajeno conmigo o con otra persona(soy humana) y otra cosa es dar para conseguir algo: eso es manipulación.

Un abrazo.

Lenka dijo...

Jajajaja, pero bueno, una biafreña no puede tener buenas tetas, Juan, la pobrecita pasa demasiada hambre como para acumular grasa suficiente que le proporcione redondeces. Eso mismo pasa con las modelos, que están muertas de hambre y por eso se ponen prótesis, para rellenar huecos que no pueden rellenar de forma natural (alguien de 45 kilos que come una hoja de lechuga, una infusión y una manzana al día, no puede tener tetas. Mo hay materia prima pa hacerlas)

Sí, supuestamente los hombres gustan más de mujeres más redondeadas, pero no se puede negar que el término "redondeada" actual ha sufrido una drástica reducción. Pasamos la vida oyendo: "por fin una modelo con curvas!!", miramos y... ein?? Quién?? ESA??? Pero si es una escoba con implantes... No podemos negar que las Samantha Fox y las Sabrinas de los ochenta serían consideradas hoy día auténticas vacaburras. Y no sólo por diseñadores gays (algunos misóginos) y mujeres envidiosillas. Las chicas que actualmente son iconos sexuales muestran, la mayoría, una delgadez extrema. Kate Winslet (la chica del Titanic) es una moza de cincuenta y pico o sesenta kilos, preciosa en mi opinión, saludable, guapa... y se la considera la foca de Jolibú. Aquí en suelo patrio, la Vicky Berrocal, me parece una mujer guapísima, morenaza, sexy... no paro de oír que está gorda como una vaca.

Mencionas cómo cambia la cosa en anuncios "para hombres", coches, cervezas y tal... me fijo, y sí, hay un poco más de carne, pero poca más. Las redondeces siguen siendo artificiales, el photoshop sigue borrando curvas hasta en el playboy, a excepción del pecho, claro, que tiene que ser cuanto más grande mejor, aunque esté desproporcionado con el resto del cuerpo.

No sé, es un modelo que encuentro artificial, forzado y extraño. Y que se ha impuesto, incluso en el inconsciente masculino. Así lo veo, al menos, eso es lo que observo en la gente. Tanto para hombres como para mujeres, la top model es un icono de belleza. El desfile de Victoria Secret sirve de ejemplo del no va más de lo sexy. Y, francamente, lo que se ve desfilar en él son chicas escuálidas con las rodillas más anchas que los muslos (patitas de pollo), costillas y esternones a la vista, y, sí, eso sí, unas buenas prótesis mamarias en medio. Al final nos han metido por los ojos ese modelo de mujer, metro setenta y siete y cuarenta y cinco kilos (cinco de ellos son las tetas). Lo que eso pueda tener de sano, estético y estimulante para los instintos del macho... que alguien me lo explique!!!

Celadus dijo...

"¿Celadus culista?, jajajajaja. En todos sitios cuecen habas. Pero me da que en tí eso es lo de menos. Que te gustan, como a cualquier hijo de vecino, pero creo que en las mujeres buscas muchas más cosas. Ya nos contarás."

¡Juan, ese comentario es tremendamente sexista!¡Los hombres también tenemos culo! jajajajaja.

En realidad no creo que se trate de lo que uno busque en las mujeres sino de lo que a uno le atrae de las mujeres, que es algo muy distinto. Uno puede buscar muchas cosas en las mujeres, según el momento y la mujer de que se trate pero estoy de acuerdo en que lo instintivo juega un papel importante a la hora de que los hombres nos sintamos atraidos por una mujer, pero no creo que sea decisivo, ni siquiera lo más importante. Al menos en lo que respecta a un prototipo femenino, en eso estoy de acuerdo con Lenka. no se explica desde el punto de vista del instinto que el supuesto prototipo no atraiga por igual a todos los hombres. Es evidente que el físico es un factor importante para un primer acercamiento pero, para mi personalmente, nunca ha sido determinante. He tenido novias de muy diferente fisionomía -nunca exhuberantes- y en cada caso el motivo de atracción ha sido distinto.
También puede ser que yo tenga el instinto atrofiado, jajajaja.

Luna dijo...

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_7817000/7817542.stm

Si os apetece leer el enlace anterior...la culpa de todo la tiene un proceso neuroquímico.
A mi ni se me ocurre enseñárselo a mi pareji, sería un motivo más para que me divorcie despues de tantos años juntos.

¿Cómo me gustan los hombres? jo, que dificil.

pcbcarp dijo...

¡Caramba! Estoy de acuerdo en todo. Saludos, vengo de donde el Sr. Portorosa y me he dicho "a ver qué se cuece por aquí..."

pcbcarp dijo...

Me he dado una vueltecilla por el blog (corta) y lo que he visto me gusta, sí señor. Te enlazo si no te importa.

Lenka dijo...

Jajajaja, Celadus!! Instinto atrofiado, me troncho... no, en serio, no creo que podamos achacarlo todo al instinto, ni todo al ambiente, o a las modas, o a la educación, a la química... sería demasiado simple. Creo que es una red tejida de muchas cosas. Por qué mi tipo ideal de hombre horroriza a otras mujeres de mi misma edad, de mi entorno, con casi idéntica cultura, educada casi igual...??
Creo que algunas cosas nunca se podrán explicar al cien por cien. Afortunadamente, porque se perdería el misterio!
;)

Io dijo...

No me gusta el sinvergüenza. Me sentí atraída por él cuando era adolescente, pero lo que busco es cariño por encima de otra cosa. Más o menos lo que dice Chusa, que me guste como persona. El físico puede estar bien como tarjeta de presentación, aunque un buen físico puede ser una espada de doble filo. Muchas veces, se deja uno deslumbrar por el físico y eso lleva a no profundizar en la persona hasta mucho más tarde. Es un error en el que he visto caer a mucha gente. Para mí, hace mucho que el físico quedó relegado a un segundo plano.

Lenka, me encantan Kate Winslet y Vicky Martín Berrocal. Me parecen mujeres que se sienten a gusto en su pellejo y eso se nota en lo radiantes que son. No muestran esa inseguridad de tener que comprobar la imagen frente al espejo continuamente.

Elvira, estoy de acuerdo contigo. A mí las injusticias me duelen siempre. Conozco a personas muy manipuladoras,personas que llevan prácticamente apuntado cada gesto que tienen hacia los demás. Con el tiempo pasan la factura y ay de tí si no respondes a sus expectativas.

Pero también conozco a personas muy generosas, que no esperan nada por lo que dan, a las que en un momento dado se les puede tratar injustamente. Y duele. Una bofetada duele siempre, al menos a mí. No me refiero a no recibir en la proporción en que dan, porque estas personas no esperan eso. Me refiero a una puñalada trapera de alguien con quien siempre te portaste bien. Yo he recibido alguna. Creo que nadie está a salvo de recibir alguna, por muy buena persona que se sea. Y una puñalada es una puñalada. A mí me duelen siempre. Luego las supero, las olvido, las perdono, o las trasciendo a mi modo. No llegan a alterar mi comportamiento con los demás. Asumo que podrán venir otras porque somo humanos, en grandezas y en bajezas. Pero cuando te la dan, te duele.

Elvira dijo...

Io: Chapeau!!! A eso me refería yo, pero tú lo has explicado mucho mejor. Un fuerte abrazo.

Juan dijo...

Jajajja, querida Elvira, es que de vez en cuando se me va la pinza y me puse a divagar. Lo que te quería decir era que mejor no sufrir o hacerlo lo menos posible, cuando te dan una puñalada. A todos nos ha sucedido por supuesto. Siempre he intentado tener muy pocas expectativas con los demás, salvo lógicamente mi pareja o mis hijos y quizás por ello, cuando alguién me la juega, no me afecta demasiado.

Un abrazo

Lenka, una cosa es lo que digan los medios de comunicación y otra lo que se vive en la calle. Nos bombardean con mujeres delgadas, parece una moda, pero cuando por la calle va una señora con sus buenas "intenciones", deja un rastro impresionante de miradas, muchas más que si es delgada. No hagas caso de iconos sexuales, que detrás hay toda una mercadotecnia tremenda. Si te presentan 100 mujeres delgadas y debes escoger una, pues la escojes, pero en la vida diaria, en el tú a tú, no son ese tipo de mujeres las que gustan a los hombres, en general. Te aseguro que con 1,77 y 45 Kg, en el mundo real, se comería pocos roscos.

Un abrazo Lenka

Celadus, coincido contigo en que la hora de establecer una relación, el físico puede jugar un papel, pero no es lo importante, ni para ellas ni para nosotros.

Aunque se tenga un prototipo ideal, yo también he comprobado que, a la hora de la verdad, ese prototipo no tiene porqué funcionar. Yo también tuve algunas novias y todas ellas eran muy diferentes entre sí. Las que más me han atraído han sido radicalmente distintas y muy alejadas de mi supuesto prototipo.

No creo que tu instinto esté atrofiado, jajajajaja, seguro que ha funcionado, pero no todos los instintos son iguales ni todo el mundo evoluciona de la misma manera.

Un abrazo Celadus

Juan dijo...

Luna, he puesto varias veces el enlace pero no me deja entrar, aparece error ¿403?. Vete tu a saber que significa.

Pue sí Luna, los procesos neuroquímicos son importantes. La dopamina, la oxitocina, las distintas reacciones en el sistema límbico. Todo muy científico, pero ¿que es lo que hace que todo ese proceso químico se ponga en marcha con una determinada persona y no con otra?. La verdad es que, desde el punto de vista racional, poco se sabe al respecto. Sí se saben algunos procesos neuroquímicos y hormonales que se desarrollan en el organismo cuando nos enamoramos, pero ¿porqué nos enamoramos de ese hombre/mujer concreto?. Ni idea.

Saber o no saber (como en tu caso) el tipo de persona que nos gusta, tiene poca trascendencia, porque después te enamoras de un@ que nada tiene que ver con la mujer o el hombre de tus sueños. Al final todo consiste en ir probando, hasta que das con la tecla.

Un abrazo Luna

Pcbcarp, encantado de conocerte. Estás en tu casa. Por supuesto para mí será un honor que me enlaces.

Un abrazo.

El amor es algo tan increíble que intentar racionalizarlo es imposible Lenka. La entrada sólo hace referencia a la atracción primera que se tiene, después hay muchas más cosas para llegar a formar una pareja. Y sí, todo influye, la moda, las costumbres, el nivel socioeconómico, el instinto e incluso las ideas políticas y religiosas. Además, nos pueden atraer persons totalmente distintas entre sí y por razones diversas. Lo que he intentado con la entrada es hacer hincapié en uno de los factores que hoy están más infravalorados: el instinto.

jejejej, afortunadamente nada se puede explicar al 100% y nos llevamos sorpresas. Sería muy triste que te hiciern un análisis de sangre y te dijeran: Lenka, tú te tienes que juntar con Pepito, que es tu pareja ideal. Nunca aprenderíamos lo suficiente.

Otro abrazo lenka.

Juan dijo...

Efectivamente Io, a veces, un buen físico nos nubla la razón y no nos deja ver la realidad de una persona. Podemos tender a perdonarles cosas que a otros nunca se la perdonaríamos.

Tienes razón en lo de las puñaladas. Creo que todos hemos recibido alguna. Una buena forma de asumirlas es que no te entre el miedo, que no empieces a desconfiar de todos por la injusticia que has sufrido. Porque cuando empiezas a desconfiar, el número de puñaladas tiende a aumentar en vez de disminuir.

Un abrazo Io.

Elvira dijo...

Hola Juan:

Con tu permiso, dejo unas citas aquí (jo! soy una "citona"):

-Quien desconfía invita a traicionarlo. (Voltaire)

-No os fiéis de quien no se fía de nadie. (A. Graf)

-¿Qué soledad es más solitaria que la desconfianza? (George Eliot)

Un abrazo.

Lenka dijo...

Juan, es muy cierto que, al final, las modas no influyen tanto como parece, ya que cada cual se motiva, se enciende o se alegra la pestaña con lo que le gusta, y punto. Aunque no sepamos explicar las razones. Si a una mujer no le gusta Brad Pitt, le da lo mismo que todas le digan que es un dios. A ella no le gusta y ya está. Si a un hombre le parece que Blanca Portillo es una tipa sexy y atractiva, ya puede decir misa quien sea.

Quizá en la vida real la chica de metro setenta y siete y cuarenta y cinco kilos no se comería un rosco, no lo sé. Pero en el campo fantasioso... no sé, Juan, creo que aún estoy en shock por la noticia de que el icono sexual de los ingleses es Kate Moss. Claro, me repito que es cuestión personal de gustos, pero me sorprende tanto que sea un mito erótico una chica cuyo aspecto, en principio, se aleja tanto de la idea de cuerpo femenino, con curvas, saludable... me sorprende bastante, la verdad.

Es una idealización? Porque es Kate Moss y es famosa? Si luego la vieran por la calle y fuera cajera del super... la mirarían?? Cavilo sobre ello.

Juan dijo...

Elvira, jajajaja, ¡¡¡esta citona.¡¡¡

Pues no es de extrañar que, de vez en cuando con alguna cita, se te haga la luz. A mí me ha ocurrido con alguna.

Las tres citas que trascribes ahondan en lo que comentaba. La desconfianza personal genera descofianza entre los que te rodean.

Un abrazo Elvira

Lenka, si kate Moss fuera cajera, no la hubieran elegido cientos de hombres como icono sexual, simplemente no la conocerían.

Si a Kate Moss se la viera en zapatillas de andar por casa, calcetinitos blancos, sin depilar y sin las cuatro horas de maquillaje previo a su aparición encima de un escenario, tampoco sería tan deseada.

Si a Kate Moss no se le hubiera dado tanto bombo y platillo, no sólo por sus cuestiones profesionales, sino también por sus vicios, sería menos conocida y por consiguiente, menos votada.

Y por último pero no menos importante: si enseñas sólo el cuerpo de Moss sin verle la cara, directamente se llamaba a Médicos sin fronteras para que atendieran a la pobre.

No sé como está hecha esa encuesta, pero me da la impresión que hay más morbo que verdadera atracción sexual.

Si a todos los hombres que han votado por ella, les metes en una habitación a Kate desnuda y al lado a Sabrina, también desnuda y tuvieran que elegir con quien acostarse: Sabrina ganaría por goleada.

Un abrazo Lenka

Io dijo...

Hola Juan:

Coincido contigo. Mi forma de superar esas puñaladas descarta el desarrollo de una desconfianza generalizada. Puede que no vuelva a confiar en esa persona en concreto, pero no voy a cerrar puertas a nadie más porque entonces pagarían justos por pecadores, y pagaría yo limitandome a mí misma la riqueza que me aportan las personas a las que voy conociendo.

En cuanto a mis armas de destrucción masiva... ja,ja,ja, te contaré algo que tal vez te sorprenda. A mí me sorprende. Estoy llevando el conocimiento con este señor a cámara lenta, como en una película de los años cuarenta. A pesar de que nos hemos visto varias veces, y que en todas las ocasiones se ha tirado las horas muertas contándome su vida, sus gustos, sus aficiones, etc. nos seguimos llamando de usted, ja,ja, y mantenemos una distancia que puede parecer anacrónica, pero esto para mí lo hace más interesante. Ya no tengo la impaciencia de la juventud, no tengo prisa por emparejarme con nadie, y estoy viviendo este acercamiento deleitándome en cada detalle, apreciando el encanto de las antiguas tácticas de seducción. Es una experiencia nueva para mí. Nunca antes había afrontado una posible relación de esta manera. No sé si llegaré o no a algo con él, pero estoy disfrutando de esto, es diferente, se desmarca de las prisas, del ansia que predomina en nuestras vidas, es algo pausado y sereno que me hace descubrir una nueva perspectiva, y entender lo que sentirían nuestros abuelos cuando afrontaban la aventura romántica, ja,ja.

Me apetecía contártelo. Creo que es algo inesperado en los tiempos que vivimos.

Un placer venir a tu casa a relajarme y charlar, como siempre.

Katha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Katha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

Io, tus armas de destrucción masiva se han convertido en armas de destrucción a plazos....y sin intereses, jajajajja.

Puede ser una historia muy bonita, al margen de que haya final feliz o no, seguro que ambos estais disfrutando del proceso.

Tomarse las cosas con calma, sin prisas, disfrutando simplemente de la compañía mutua, quizás soñando algo más, me gusta mucho. Yo sí he vivido situaciones similares y al final se recuerdan con enorme cariño. Que el lazo afectivo se vaya formando poco a poco.

Espero que tengas muchísima suerte Io y que todo vaya saliendo de la mejor de las maneras. Un abrazo.

Hola Katha, bienvenida.

Creo que estás en la línea de la mayoría. Al final, lo que nos atrae de alguién es algo indefinido. Hay características físicas que de primeras te llaman la atención, y eso puede bastar para una juerguecita. Pero para establecer lazos más profundos, no es suficiente.

Yo no creo que para los hombres en general lo más importante sea el sexo o el físico. Depende de lo que en un momento necesites. El sexo sin amor no nos crea, en general, ningún problema de conciencia. Pero el amor es algo esencial para la mayoría de hombres, mucho más que el "esparcir la semilla". Supongo que lo necesitamos, como mínimo, tanto como las mujeres.

Todos los cuerpos se van deteriorando, es ley de vida, pero si hay amor en la pareja, no importa nada. Sigues viendo bella a tu pareja, sigues deseándola y queriéndola. Con los años nos podemos volver invisibles a los ojos de los demás, pero no a los de nuestra pareja.

Un abrazo Katha, estás en tu casa.

Katha dijo...

Buenas tardes a todos,

Juan, una entrada magnífica. He entrado hace poco en tu blog, desde el Lenka, y voy deleitándome con tus entradas, y con los comentarios que hacéis todos, poco a poco.

¿Qué es lo que me gusta a mí de los hombres? ¿Qué me atrae?
Lo cierto es que poco puedo hablar de hombres. Dejémoslo en “experiencia limitada”.
A mí me gusta poder espachurrar y que esté blandito, no me gustan los huesos. Los abrazos de oso. Los besos. No sé vivir sin abrazos ni besos. Me confieso adicta a los besos: dulces, cariñosos, apasionados... todos ellos. El olor, el olor sin duda alguna.
Sobre aspecto físico no puedo detallar. ¿Existe un tipo específico de hombre que te atraiga? Yo diría que el tema va más por ese aspecto de "química" que comentaba Elvira. Ese algo especial que te hace sentirte atraída por una persona. A lo mejor conoces un hombre más guapo, o una mujer más atractiva, sin embargo, es otra persona la que te atrae, la que te gusta.

También está el aspecto de “sólo cama”. En ese caso, un ejemplar masculino se queda con la más atractiva, sin dudarlo un segundo. Pero, como tú bien nos contabas, cuando se busca algo más, alguien con quien tener una relación, con la que compartir, con la que sentir, el aspecto físico es importante pero no el prioritario. O al menos eso quiero pensar.
Lo cierto es que siempre he creído, me gustaría estar equivocada, que en los hombres sólo prima la apariencia, la mujer guapa, con un cuerpo impresionante, simpática, la que hace que todos los demás le digan: "¡qué suerte tienes chaval!".

Luego están los comentarios, por muy respetuosos que sean, cuando sale la guapa de turno en la pantalla. O esos aún peores cuando la famosa, actriz o cantante en cuestión es “obsequiada” desde el otro lado con un “qué culo tan enorme” (Lenka, yo también donaré el mío a la ciencia). Comparas la imagen que tanto atrae a tu pareja y luego te miras en el espejo. Te ves las ojeras, la cara de espantajo (el tiempo de la vida de una persona normal, tan alejada de las que vemos en la tele, no da para masajes, gimnasios, spas, centros de belleza... ). Cuando ves que todo tu cuerpo ha sucumbido a los efectos de la implacable ley de la gravedad, de los adelgazamientos, del embarazo, del tiempo. Te miras, te comparas, oyes y... piensas: “¿Ya no resulto atractiva? ¿Ya no tengo derecho a besar, a abrazar, a acariciar... a amar, a que me amen?

El aspecto físico es algo delicado. Muchas veces escuchamos aquello de: "somos lo que comemos". Yo preguntaría: ¿somos sólo un cuerpo? ¿una cara? ¿Una sonrisa y un tacón? Prefiero creer que no.

Sí, es cierto, tú nos hablabas sólo de la primera atracción. Me sonrío ante la expresión de "esparcer la semilla". Cosas así me hacen plantearme si los hombres en su mayoría desean esparcer sólo la semilla, en cuantos más lugares mejor, con cuantos "mejores" ejemplares de hembra mejor (mejores en el aspecto de atractivos, bellos, exuberantes)... y el amor llega a ser algo secundario, algo para una minoría de hombres... que en el fondo, aunque el resto no lo sepa, son los verdaderos afortunados, auqnue no se pasen la vida de cama en cama.

Tengo que dejaros.
Seguiré disfrutando de vuestras ideas y opiniones en cuanto pueda.

Katha dijo...

Buenas tardes,

Muchas gracias por la bienvenida Juan.

Borré le comentario de ayer porque, entre que una no sabe mecanografía, y estaba con un ojo y un oído a mi pequeño, y el otro al teclado aquello estaba lleno de letras bailadas y una falta ortográfica un tanto llamativa, alguna quedará, que cada vez escribo peor. Lo he vuelto a dejar medianamente corregido.

Te contesto. Me alegra saber que a vosotros también os importe el amor. En cuanto a lo de que el sexo sólo por el placer de sexo, sin nada más que lo rodee, no os produce ningún problema de conciencia... No sé el resto de compañeras, pero yo soy incapaz de tener sexo sin amor, sin cariño, sin algo que lo acompañe. Sería sentirme como un pedazo de carne, te da igual un pedazo que otro mientras tenga buen aspecto y buen sabor. Lo comes, lo degustas y a la media hora te olvidas. No ha significado nada salvo satisfacer una mera necesidad fisiológica.

Una vez hablaba de este tema como un amigo mío. Decía que siempre había algún "desnortado", me hizo mucha gracia la palabreja, que presumía de ir de cama en cama, de lo estupendo que eso era. Él lo había probado brevemente en una época de su vida, tras dejarlo con su pareja, y me decía que a la mañana siguiente se sentía fatal. Aquello no le gustaba, no le satisfacía, él quería algo más.

No te lo dije ayer, pero me gustó mucho el final de la entrada, lo referente a colmar "el mundo afectivo".

Lo de volvernos invisibles con la edad... Creo que yo he sido prácticamente invisible toda mi vida, con lo que según vaya pasando el tiempo mucho más.

Es penoso que, al menos en la primera impresión, sólo se mire nuestro aspecto físico, y no me refiero sólo al sexo opuesto. Yo tenía una amiga bastante atractiva, con un cuerpazo de modelo. No sólo los hombres la trataban de otra forma. Ella era además muy natural y espontánea. A veces me ha dado por pensar: ¿hasta que punto puede nuestro físico influenciar en nuestra forma de ser? ¿Una persona satisfecha con su apariencia física se mostrará a sí mismo de forma diferente a cómo lo haría esa misma persona con un físico completamente diferente?

Una cosa más, ¿puedo publicar la dirección de tu blog en el mío? Me gustaría que lo conocieran las chicas.

Gracias por tus maravillosas entradas.

Katha dijo...

Buenas noches,

Juan, perdona por volver a un tema olvidado, pero me he acordado de una frase de una amiga mía y quería comentártela. Una frase de cuando éramos muy jóvenes, sin demasiada experiencia en nada de nada y, sin embargo, empiezo a pensar que tenía toda la razón:

"los hombres dan amor para obtener sexo, las mujeres dan sexo para obtener amor".

Gracias a dios, como comentábais, ya se ha quitado la idea de la mujercita en casa y la amante fuera, algo retrógrado del todo. A las mujeres también nos gusta el sexo, el que tiene significado detrás, y disfrutar con él. Sin embargo, creo que la mayoría de los hombres no entienden que una simple caricia puede excitar más, e incitar al sexo, que ir directamente al pan.

En otro momento leo tu nueva entrada. Mañana me toca madrugar y estas no son horas. El peque estaba malito y ha estado llorando hasta hace nada, con lo cual ya me he desvelado del todo.

Un saludo.

Juan dijo...

Katha, creo que en la mayoría de hombres, el sexo por el sexo se puede dar, sin ningún problema, sin ningún conocimiento de la mujer. Por supuesto que un hombre enamorado lo habitual es que no lo haga. Y hay hombres, creo que los menos, que efectivamente lo que les gusta es el cambio de cama.

De todas formas, si bien con el sexo con cualquiera no hay problema, la necesidad de afectividad en el hombre puede ser muy similar a la de las mujeres y, en un momento u otro, la mayoría sienten la necesidad de "sentar la cabeza". Yo desde luego no me imagino yendo de cama en cama sin una mujer al lado a la que amar, que me ame, que compartamos nuestras vidas.

Creo que, en parte, nuestro físico refleja lo que somos. Una persona encorvada, unas arruguitas de sonreir mucho, una cara depresiva, rictus de desconfianza, andar con pasos seguros o inseguros, ir con la columna recta o con la barriguita para fuera, estar más gordito o más delgado, pueden denotar muchas de nuestras caracterísitcas personales.

Pero por otra parte, nacer con un físico agraciado, puede dar más confianza en sí mismo al que lo tenga, le pueden abrir más puertas, y esto, al menos en una perqueña parte, también influye en la formación de la personalidad.

Pero es que además, nuestra forma de vestirnos, también influye en nuestro bienestar y confianza y viceversa, nuestro estado anímico nos hace escoger unas prendas u otras.

Todos se llenan la boca a la hora de decir que no tienen prejuicios por la forma de vestir o por la belleza o falta de ella, pero creo que en general no es así. Una persona bien vestida, aseada, arreglada, con un peso normal y visualmente atractiva tiene más posibilidades en cualquier aspecto de la vida que otra que no lo sea.

"los hombres dan amor para obtener sexo, las mujeres dan sexo para obtener amor".

Creo que tiene algo de razón, pero sólo algo. Quizás hace 50 años era mucho más verdadero, por los condicionantes principalmente religiosos que se tenían. Afortunadamente hoy en día es menos cierto, pero sí tiene algo de verdad. Pero en absoluto es generalizable. Lo más habitual es que el amor se dé y se reciba porque los dos quieren y con el sexo pasa igual.

Espero que tu pequeño se mejore Katha.

Para mí es un honor que me enlaces. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Solo un comentario en cuanto, a porque se impuso la moda de mujeres super flacas y andrógenas. Pues la razón es justamente que los diseñadores de moda son y siempre han sido gays, y porque los receptores de la moda eran las mujeres, que no podían saber que eso en realidad no era lo que agradaba a los hombres heterosexuales.

Pero lo que quiero aclarar es que esta moda y este gusto nunca llego a ser demasiado acogido entre los hombres. A los hombres en general siempre les han gustado flacas y fragiles de la parte superior del cuerpo y con una cintura super estrecha, eso sí y en esto talvez sí podría haber cierto parecido, pero hasta ahí.

En el apogeo de esa moda, a una buena porcion de los hombres sí les llego a gustar las mujeres de piernas delgadas, pero nunca con exageraciones extremas y de cualquier modo a ellos mismos nunca les dejaron de gustar también las que tenian las piernas más carnosas. Además la gran mayoría aún en este momento siguieron prefiriendo las de piernás más gruesas que las delgadas.

Pero hay algo más, totalmente inamovible; en ningun momento (incluso creo que de la historía humana), sin importar las modas, ha habido hombres que no gusten de una mujer:
cuya cadera y nalgas tengan un buen volumen (mayor que el resto de su cuerpo); que se le note la diferenciación entre la cintura y la cadera, y que tenga senos de buen tamaño.

agustina dijo...

hola para mi lo principal es lo físico me llamo agustina luego viene el hablar como es como se comunica y la feromona siempre esta presente... si una persona quiere follar solo eso pues va a mirar a un chico lo seduce de alguna manera y listo.. si quieres pareja no tenes q ser pesada ni densa porq los hombres no soportan eso luego si demostrarle q sos buena chica en la cama el mejor sexo y demostrarle q no sos una chica q no puede comunicarse ni con ella misma siempre tenes q tener el autoestima muy alto y dale para adelante.. tengo 19 aporto lo q me parece y lo poco q vivi pero creo q los hombres como las mujeres buscamos lo mismo besos saludos...